Marcha en cholchol


Cholchol, 10 de septiembre de 2010

Desde el territorio ancestral mapuche de Chol Chol, junto a sus autoridades ancestrales y funcionales, Logko Werken, Afkazi, Ñizolkewentru, Ñizolkezomo, pichikeche, estudiantes, hombres y mujeres de pensamiento libre, simpatizantes de nuestra causa, personas mapuche y no mapuche auto convocados en razón de nuestra conciencia histórica y deber moral con nuestro pueblo, ante la medida extrema que nuestros weichafe luchadores sociales mapuche, han adoptado al ser injustamente acusados de actos terroristas por tribunales, jueces y fiscales racistas, declaramos ante la opinión pública nacional e internacional así como a los medios de comunicación democráticos lo siguiente:

Condenamos enérgicamente la actitud del ministerio publico chileno, que sin contemplación alguna de los derechos humanos y garantías constitucionales, de un debido proceso, mantienen al borde de la muerte a nuestros hermanos en las cárceles chilenas, para lo cual han hecho uso de testigos sin rostro, so pretexto de condenarlos “por la razón o la fuerza”, principio de la intolerancia sobre los cuales se funda el Estado Chileno y sus instituciones.

Respaldamos plenamente las demandas de nuestros weichafe, consideramos legitimas sus peticiones que representan no solo el sentir del pueblo mapuche sino de la sociedad democrática en su conjunto, puesto que la prisión política que hoy padecen es producto de la manipulación jurídica del ministerio público quien a través de sus fiscales han invocado la ley antiterrorista, condenada internacionalmente, siendo por tanto penada su invocación, existiendo razones mas bien clasistas, como compensación a las presiones de los grupos de poder políticos y económicos reinantes en chile y que poseen enormes inversiones económicas en nuestro Wallmapu Territorio Mapuche.

Denunciamos ante la comunidad nacional e internacional la vulneración de los compromisos y recomendaciones en materia de derechos humanos, en especial aquellos referidos a la criminalización de las demandas del los pueblos originarios, especialmente cuando estas se refieren a la reivindicación de sus tierras ancestrales.

Señalamos que, a días de cumplirse los 200 años desde la conformación del Estado Chileno, los mapuche no tenemos nada que celebrar, hacerlo seria respaldar la negación de nuestra propia historia, nuestros propio héroes, nuestros propios símbolos, nuestra propia tierra. Esta celebración reúne los más sangrientos hechos en contra de nuestro pueblo, que hasta hoy persisten. Por tanto, declaramos con fuerza en este Bicentenario, los mapuche no tenemos nada que celebrar.

Condenamos el sistema neoliberal que se cierne cada día sobre nuestro territorio y que es responsable en estos momentos de la violación sistemática de los derechos humanos de los pueblos indígenas y el saqueo de sus recursos naturales.

Consideramos grave el silencio de los medios de comunicación que profitan ser democráticos, pero ocultan hechos de relevancia social, optando pop ser cómplices de la negación y el colonialismo, siendo sus líneas editoriales adquiridas al servicio de los grandes grupos económicos de este país.

Destacamos así mismo a los medios y redes de comunicación social que desde el primer minuto han solidarizado entregando información fehaciente acerca del desarrollo de los hechos contribuyendo con ello a mantener informada a la opinión pública, rompiendo la barrera y el monopolio informativo nacional.

Condenamos enérgicamente la actitud de personeros de gobierno quienes encabezados por su actual presidente han sostenido y considerado la huelga de hambre como “ilegítima dentro de un Estado de Derecho”, además de mostrar absoluta indiferencia por las demandas ancestrales de los hoy Presos Políticos Mapuche.

Así mismo adherimos con el más absoluto rechazo a la perfección de la ley antiterrorista propuesta al congreso, lo que en su lugar demandamos su derogación, pues esta ley se fundamenta en la intolerancia, el racismo y la negación de los pueblos.

Hacemos un llamado urgente a las diferentes comunidades, organizaciones y líderes sociales, iglesias, personas con sensibilidad social, sumarse y solidarizar con la justa causa de nuestros hermanos weichafe, cuya lucha va mas allá de su libertad personal, esta batalla tiene que ver con la construcción de una sociedad mas tolerante y tiene alcances históricos, políticos, sociales y de convivencia humana, tan necesarios para alcanzar la justicia social y el pleno reconocimiento de los derechos de los primeros pueblos, como es nuestro Pueblo Nación Mapuche.

Por tanto desde las tierras del Cacique Millapan, territorio ancestral mapuche, declaramos: Libertad a los presos políticos mapuche, fin a la aplicación ley antiterrorista, fin al doble procesamiento (Civil-Militar), fin a los montajes del ministerio público y de sus testigos sin rostro, devolución del territorio ancestral mapuche.

Por nuestros 34 weichafe, por nuestra Historia, por nuestra tierra, por la reconstrucción de la Nación Mapuche.

KIÑE MOLLFUN, KIÑE WEICHAN

UN PUEBLO, UNA LUCHA

MARRICHIWEW

  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: